Convirtiéndose En Una Iglesia Con Propósito (Una Entrevista Con Rick Warren, Parte 1)

By in Preparación

❖ Una Entrevista Con Rick Warren

Jon Walker: Eres conocido por decir que los pastores necesitan estar más centrados en “los perdidos”, es decir, viendo su iglesia desde la perspectiva de alguien que no asiste a la iglesia. ¿Podrías hablarnos más de esto?

Rick Warren: El principio de crecimiento de las iglesias más ignorado es que tenemos que amar a las personas de la misma manera en la que Jesús lo hizo. ¡Eso es todo!

El motivo detrás de todo lo que hacemos en Saddleback es que amamos y nos importan mucho las personas perdidas. La razón por la que Jesús atrajo grandes multitudes es porque amaba a la gente. Pero por otro lado, he escuchado a algunas iglesias justificar su falta de crecimiento diciendo, “Somos pequeños porque no hemos diluido el Evangelio.” ¡Pero tal vez la verdadera razón por la que no tienen una multitud es porque no quieren una multitud! Aman su propia comodidad más que a las personas perdidas.

Para alcanzar a los no creyentes tienes que salir de tu área de comodidad y hacer cosas que a menudo te parecen incómodas y raras. Para que una iglesia crezca se requiere de gente que no sea egoísta. Las personas perdidas tienen muchos problemas y sus vidas son desordenadas. No es una coincidencia que Jesús comparó el evangelismo con la pesca. La pesca es a menudo sucia y maloliente. Muchas iglesias quieren que los peces que pesquen estén ya descamados, destripados, limpiados, y cocinados. Es por eso que jamás alcanzan a nadie.

Si es en serio que tu iglesia quiere alcanzar a los perdidos, tienes que estar dispuesto a tratar con personas que tienen muchos problemas. El secreto para alcanzar a los “no-creyentes” es aprender a pensar como una persona que no es creyente. Pero el problema es – entre más tiempo tienes de ser Cristiano, menos piensas como un “no-creyente”. Y si eres un pastor entrenado en un seminario, estás aún más alejado de los no-creyentes. Piensas como pastor, no como un pagano. De manera que tienes que intencionalmente volver a pensar otra vez como un no-creyente.

Pablo dice:

“Me hice todo para todos, a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles”.   (NVI  1 Corintios 9:19-23)

Lo que quiso decir fue que dejó que su objetivo determinara su enfoque.  Cuando estaba con los Judíos, se comunicaba como un Judío.  Cuando estaba con los Gentiles, se comunicaba como un Gentil.  Estoy seguro de que si Paul viniera al sur de California, aprendería a comunicarse en términos del sur de California.  Algunas personas piensan que el comunicarse de manera diferente en diferentes culturas es solamente actuar como un camaleón, pero en realidad significa que estás siendo estratégico.  No comprometas el mensaje.  Ese mensaje es, la fe que fue una vez dada para los santos, y no tenemos la opción de cambiar el mensaje.

Pero los métodos que usamos para compartir ese mensaje tienen que cambiar con cada nueva generación y lugar.  Los programas y herramientas que usamos cuando yo era un pastor de jóvenes en Los Ángeles eran diferentes de aquellos use cuando era un misionero en Japón, y esos métodos eran diferentes a lo que estamos usando hoy en día en Saddleback.

“¡No hay una sola manera de hacer crecer una iglesia! Toma toda clase de iglesias para alcanzar a toda clase de personas”.

¡No hay una sola manera de hacer crecer una iglesia! Toma toda clase de iglesias para alcanzar a toda clase de personas. Si estás cumpliendo con el trabajo – vidas están siendo cambiadas – entonces me gusta la manera en la que tú estas haciendo las cosas, independientemente si es o no mi estilo de ministerio.

Jon Walker: En otras palabras, no estás interesado en clones de Saddleback.

Rick Warren: ¡Claro que no!  Ni siquiera una de las docenas de iglesias o misiones que hemos plantado está haciéndolo exactamente cómo nosotros.  Creemos que cada iglesia debe tener su propia huella digital única.  Eso es precisamente de lo que una Iglesia Con Propósito se trata.

Si un principio es bíblico, yo creo que es transcultural.  En otras palabras, funciona en donde quiera.  Pero tienes que filtrar esos principios de acuerdo a la cultura de la comunidad, como esta conformada la congregación, y la personalidad de el pastor.

Todas las Iglesias Con Propósito están comprometidas con los mismos cinco propósitos del Nuevo Testamento de la iglesia, pero estas congregaciones vienen en todos los tamaños, formas, y culturas.  Los propósitos de Dios para la iglesia nunca cambian, pero los programas y los métodos sí.  Ve a tu alrededor y es obvio que Dios ama la variedad.  ¡A Él le encanta hacer cosas en más de una manera!

Jon Walker: ¿Qué hay de la oración y la dedicación? ¿Está basado el crecimiento de la iglesia en el compromiso del pastor?

Rick Warren: Es un mito eso de que lo único que necesitas para crecer una iglesia sana es oración y dedicación.  Algunos de los guerreros más dedicados de la oración que conozco son pastores de iglesias que se están muriendo.  Realmente me molesta que algunas conferencias de pastores promuevan ese mito – dejando a los pastores desanimados y sintiéndose culpables en lugar de animados. Todos hemos escuchado a oradores afirmar, “si solo oras mas, predicas la palabra, y eres dedicado, entonces tu iglesia va a crecer.”  Bueno, eso simplemente no es verdad.  Te puedo mostrar miles de iglesias donde sus pastores tienen una sana doctrina; aman al Señor; están comprometidos y llenos del Espíritu Santo y aún así sus iglesias se están muriendo en la viña.

Por ejemplo, en mi propia denominación cerca de un 70 por ciento de las iglesias están estancadas o están en declive.  ¿Es esto porque el 70 por ciento de nuestros pastores no son dedicados?  Por supuesto que no. Es un verdadero mito. Si la dedicación es todo lo que se necesita para crecer una iglesia, el 99 por ciento de nuestras iglesias deberían estar creciendo hoy, porque la mayoría de los pastores son dedicados.  Pero hacer crecer una iglesia saludable no es tan sencillo o tan simple.  Tiene que ver con muchos diferentes factores y requiere ciertas habilidades de liderazgo. Cada vez que escuchas a una persona decir, “Esta es la única manera de crecer,” puedes estar seguro de que están equivocados porque hay muchas claves para el crecimiento.

Es por eso que estoy convencido que el tema principal para nuestras congregaciones en el siglo 21 es la salud de la iglesia – y no el crecimiento de la iglesia.  El enfocarse en el crecimiento de la iglesia es el enfoque equivocado.  Si nos enfocamos en desarrollar iglesias saludables, estas crecerán automáticamente.

“¡Todas las cosas que tienen vida crecen – si están saludables!”

¡Todas las cosas que tienen vida crecen – si están saludables!  No le tengo que decir a mis hijos que crezcan.  Ellos lo hacen automáticamente.  Ahora, ¿qué es lo que hace a una iglesia saludable?  La respuesta es “balance”, al igual que en el cuerpo humano.  Tu cuerpo tiene una cantidad de diferentes sistemas: el sistema circulatorio, el sistema esquelético, el sistema respiratorio, el sistema nervioso central, el sistema digestivo y otros.  Cuando estos sistemas están en balance llamamos a eso “salud”.  Cuando están fuera de balance, lo llamamos, “enfermedad”.

Así mismo el cuerpo de Cristo, la iglesia, está formado por diferentes sistemas, cada uno cumpliendo un propósito diferente:

  1. Adoración
  2. Compañerismo
  3. Evangelismo
  4. Discipulado
  5. Ministerio

“¡Cuando tienes un sistema o proceso saludable para cada uno de estos propósitos, y estos sistemas están balanceados, la iglesia crece de manera natural!

¡Cuando tienes un sistema o proceso saludable para cada uno de estos propósitos, y estos sistemas están balanceados, la iglesia crece de manera natural!  Pero aquí está la trampa: a menos que tu establezcas una estrategia y una estructura intencional para asegurar un balance entre los cinco propósitos de la iglesia, tu iglesia entonces va a tender a enfatizar de más el propósito que a el pastor le apasiona más.

  • Si él tiene un corazón para el evangelismo, puede que la iglesia alcance a mucha gente , pero nadie crecerá en la fe.
  • Si él tiene un don de enseñanza, la iglesia va a desarrollar creyentes maduros, pero va a tender a ser negligente con los perdidos.
  • Si él tiene dones pastorales, la iglesia va a tener un excelente compañerismo y cuidado, pero el ministerio de la iglesia a la comunidad va a sufrir o va a haber poco evangelismo.

Tienes que establecer una estructura Con Propósito que le permita a la iglesia llegar a ser más que una extensión de su pastor. Toda iglesia es impulsada por algo: tradición, programas, finanzas, eventos, buscadores e incluso edificios. Pero para ser saludable, se tiene que convertir en una iglesia Con Propósito.

Necesitan una estrategia que les ayude a crecer más cálidos a través del compañerismo, más profundo a través del discipulado, más fuertes a través de la adoración, más amplios a través del ministerio y más grandes a través del evangelismo.

Tristemente, muchas iglesias son movidas por una personalidad. Esto pone a la congregación en una situación muy precaria si el líder se muere, se cambia a otro lugar, o si falla moralmente.  En Saddleback hemos edificado la iglesia sobre un propósito, no sobre una personalidad.  Si yo muriera ahora, perderíamos quizás como un 10 por ciento de esas personas que están “en la periferia” que vienen a escucharme a mí, pero eso de todos modos dejaría un 90 por ciento de las demás personas que asisten cada semana.  No hay iglesia perfecta pero puedes ser saludable sin ser perfecta.

Jon Walker: Saddleback no tiene comités.  Me pregunto – ¿puedes ser una iglesia y no tener comités? (Risas)

Rick Warren: Eso es gracioso.  Es verdad que no tenemos comités, pero tenemos muchos diferentes ministerios laicos.  ¿Cuál es la diferencia?

  • Los comités discuten pero los ministerios hacen.
  • Los comités discuten mientras que los ministerios actúan.
  • Los comités mantienen mientras que los ministerios ministran.
  • Los comités hablan y consideran mientras que los ministerios sirven y cuidan.
  • Los comités toman decisiones que esperan que otros las implementen.

En Saddleback, los que implementan son los que toman las decisiones.  A la gente que está ministrando le toca tomar sus propias decisiones acerca de su ministerio.  Nosotros no separamos la autoridad de la responsabilidad.  Nosotros le confiamos ambas a la gente.

Aquí está una pregunta radical:  ¿Qué es lo que tienen en común estas frases: el gobierno de la mayoría, procedimientos parlamentarios, votos, consejos, juntas de consejo, juntas de negocios, elecciones, votaciones, y comités?

Ninguna de estas se encuentran en la Biblia.  Aún así ¿cuántas iglesias conoces que están formadas por comités, consejos, votaciones, y por el gobierno de la mayoría? Lo que hemos hecho es tomar una forma Americana de gobierno y meterla a la fuerza a la iglesia.  Seguido el resultado es que la iglesia es inefectiva y burocrática así como el gobierno.

Tenemos que recordar que la iglesia es un cuerpo no un negocio.  Es un organismo no una organización, y Dios quiere que esta opere en base a los dones espirituales, no en la elección de puestos.  No hay ni siquiera un ejemplo de una votación para elegir a un pastor o cualquier otro líder de la iglesia en el Nuevo Testamento.  El votar era algo tan extraño para la mentalidad el Nuevo Testamento que cuando escogieron al sustituto de Judas, echaron suertes. Era más probable que echaran suertes a qué votaran.

❖  Autor: Saddleback Church / Pastor Rick Warren

A Pastor with Purpose

Rick Warren nació en San José, California, y obtuvo una Licenciatura en Artes de la Universidad Bautista de California, una Maestría en Divinidad del Seminario Teológico del Suroeste y un Doctorado en Ministerio del Seminario Teológico Fuller. Él y su esposa Kay fundaron la Iglesia Saddleback cuando tenía solo 26 años y continúa sirviendo como pastor principal. Para muchos, él es el Pastor Rick, pero para su iglesia, es Papa Rick, una voz de sabiduría, esperanza, ánimo y visión.

Comments (0)

Leave a reply