Num. 3 – Cómo Entusiasmar A Tu Iglesia De 100 O Menos Personas Sobre Grupos Pequeños

By in Preparación

Cómo Entusiasmar A Tu Iglesia De 100 O Menos Personas Sobre Grupos Pequeños

Ahora que hemos discutido el beneficio de tener grupos pequeños, comenzar en tu iglesia con menos de 100 personas es realmente muy fácil.  Pero el primer paso es muy importante.

  • Prepara los materiales de Grupos Pequeños para la siguiente serie.
  • Asegúrate de contar con el compromiso de personas influyentes y prepáralos para sus responsabilidades.
    Anuncia una serie de sermones de 6 semanas sobre discipulado.
  • Comunica a la iglesia que después de la serie se formarán nuevos Grupos Pequeños.

1.  Realiza Un Seguimiento Con Las Personas Influyentes

Ahora que te has reunido en privado con las personas más influyentes de tu iglesia, realiza un seguimiento durante la siguiente semana, conversando con cada uno de ellos. Repíteles la visión, los beneficios, los tiempos, y solicita su ayuda para generar expectativa en la iglesia sobre los grupos pequeños. Finalmente, responde a cualquier pregunta o inquietudes que puedan tener.

Esto resultará en trabajo adicional para ti, pero marcará una gran diferencia en el éxito de tus grupos pequeños.

2.  Prepara El Material Que Se Va A Enseñar En Las Reuniones De Grupos Pequeños

Una vez que las personas claves e influyentes están a bordo contigo, es tiempo de preparar al resto de los miembros de tu iglesia.

Crea seis sermones sobre el discipulado. No te preocupes. Sabemos que tu agenda pastoral está sobrecargada, pero esta parte puede ser más fácil de lo que te imaginas. Puedes encontrar muchas herramientas en pastors.com (https://store.pastors.com/resources/espanol.html) y también encontrarás información útil que puedes usar en el libro de Steve Gladen “Grupos Pequeños con Propósito”. De cada sermón, toma varios puntos importantes sobre lo que crees que las personas deberían estar discutiendo y pensando. Pon estas “preguntas” en una hoja sencilla de una página que será entregada al final de cada servicio.

3.  Realiza Un Seguimiento Con El Resto De Tu Congregación

Ahora planea bien la mejor manera de anunciarle a la iglesia que vas a estar iniciando una nueva serie, anuncia a la iglesia que vas a estar iniciando una nueva serie de sermones de seis semanas acerca del discipulado. Dile a la iglesia que al final de la serie actual, estudiarán una serie de sermones en los servicios y en grupos pequeños, y que esperas que todos estén en un grupo. Explícales que tú también te vas a unir a uno.

4.  Desde El Pulpito

En cada mensaje de tu serie de sermones, comparte un nuevo aspecto del discipulado en grupos pequeños. Durante cinco semanas puedes esencialmente enseñar los cinco propósitos de los grupos pequeños y el discipulado – uno: la gente se reúne; dos: estudian la Palabra de Dios; tres: se cuidan unos a otros y a otros creyentes; cuatro: se acercan a los que no son creyentes; y cinco: ellos crecen como personas que adoran a Dios. Cada uno de estos mensajes refleja instrucciones bíblicas para ser un mejor seguidor de Cristo, y cada uno estimula a los miembros de tu iglesia a moverse a lo largo del camino en su viaje con Jesús. Recuerda, cada uno de estos cinco puntos puede ser un sermón separado. Nuevamente, puedes obtener materiales de sermones para estos mensajes en línea para que no tengas que escribirlos tú mismo.

Al compartir cada mensaje, explica lo que esperas después de la serie de sermones (que se formen nuevos grupos), cuándo sucederá (la semana después de que termine la serie de sermones actual), y qué esperas que cada persona haga (comprometerse con su grupo por al menos las primeras seis semanas)

5.  Celebra La Ultima Semana De La Campaña

Convierte el sexto fin de semana de tu serie de sermones un servicio de celebración. Tengan un tiempo de adoración más extenso de lo normal, y luego durante el sermón, entrevista a algunas de las personas más influyentes de la iglesia sobre lo que aprendieron y lo que sienten que fue realmente valioso en los sermones de las cinco semanas anteriores. Celebren que la iglesia estableció buenas bases a través de estas cinco semanas de estudio, que los grupos pequeños comenzarán en tu iglesia y que Dios tiene un plan para que la iglesia sea una luz que brille en tu comunidad. Puedes decir: “Así es como lo hacemos” y luego comunicas a la iglesia lo que sucederá en las siguientes semanas.

 

El próximo mes: vamos a revisar Una Vida con Propósito, miembros reuniéndose en grupos pequeños en casas.

Nuevamente, puedes obtener materiales para esta nueva serie de sermones en línea (https://store.pastors.com/resources/espanol.html).


Publicado por: Ron Wilbur

Pastor, Experto en Planeación y Desarrollo de Grupos Pequeños, Amigo, Padre, Esposo, Empresario, y Super Héroe.