Diez Cosas Que Debes Tomar En Cuenta Antes De Comenzar Un Ministerio De Grupos Pequeños.

By in Preparación

¿Estás comenzando un ministerio de grupos pequeños, o estás pensando en renovar la estrategia de un ministerio de grupos pequeños que ya existe? Aquí están algunos puntos que tal vez podrías considerar antes de seguir adelante:

1. ¡TEN CERTEZA A DÓNDE VAS!

Cuando miras a un creyente, un seguidor de Cristo en tu iglesia, ¿cómo quieres que sea o actúe?

Demasiadas iglesias comienzan un ministerio de grupo pequeños porque creen que es lo que hay que hacer, quizás porque los otras iglesias lo están haciendo. Puede que no sea lo que tú o tu iglesia debe hacer. Una vez que sepas lo que realmente quieres, puedes tomar un paso hacia atrás para recalcular el camino y decidir cómo vas a llegar allí.

En la Iglesia de Saddleback nuestro deseo es que todo aquel que sigue a Cristo equilibre la Gran Comisión y el Gran Mandamiento en su corazón.

PREGUNTA #1:  ¿Qué deseas?

Una vez que nosotros entendimos cuál era nuestra meta, hicimos la pregunta: ¿qué nos llevaría allí?

Queremos que cada miembro:

  • Tenga la certeza que “pertenece” a Cristo y su iglesia
  • Esté “creciendo” más profundo en Él
  • Esté “sirviendo” a Dios donde está dotado
  • Esté “compartiendo” a Cristo (Buenas Nuevas)
  • Esté “rindiendo” todos los aspectos de su vida a Dios

Esto representa salud espiritual para nosotros.  ¿Entonces, qué deseas tú para tu ministerio?

Una vez que supimos cuál era nuestro objetivo, nos hicimos otra pregunta:

PREGUNTA #2:  ¿Qué nos llevará a realizar este objetivo?

La respuesta la encontramos en la Biblia.  Hechos 5:42 … Servicios de fin de semana y grupos pequeños.


2. ANALIZA LA TOPOGRAFÍA DEL TERRENO EN TU IGLESIA.

Habla con otras personas. Habla con líderes de tu iglesia. Dependiendo en el tamaño de tu iglesia, quizás dirás, “Pero no los Conozco! …Entonces pregunta!

Después, consigue a la gente que ayudó a formar la iglesia y sigue el paso uno arriba.

Identifícate con la Historia de tu iglesia y la la pasión que existía cuando se formó en lo que es hoy.

  • ¿Qué hace el corazón de tu Pastor o pastores latir?
  • ¿Qué los motiva?
  • ¿Cuál es su estrategia para el punto número uno?

Antes de hacer cualquiera de estas preguntas, pregúntate, ¿tengo el capital relacional para hacer estas preguntas?

Si lo tienes, ¡genial! Si no lo tienes, tómate el tiempo para conocer a las personas a quienes le estás haciendo estas preguntas. Las relaciones llevan tiempo y a veces encontrarás las respuestas a las preguntas sin hacer la pregunta.


3. ¿QUIÉN ESTARÁ ENCARGADO?

Asalariado o no asalariado? Esta no debe ser la cuestión.

  • ¿Quién en tu iglesia tiene la pasión por la gente para ser los seguidores más saludables de Cristo?
  • ¿Quién tiene la pasión de construir un sistema de entrega para manejar a la gente que Dios les enviará?
  • ¿Quién tiene las cualidades que Salmos 78:72 reconoce en David?
  • Quien tiene la humildad de saber que no logros y la fuerza no proviene de “ellos” sino de “Dios”
    (1 Corintios 2: 4-5)?
  • ¿Quién está dispuesto a hacer “lo que sea” (Juan 10:10) con la actitud correcta? (1 Pedro 5:2-4)?
  • ¿Quién tiene el “llamado” y está dispuesto a aprender?

4. ¿QUIÉN SERA PARTE DEL EQUIPO?

Cada líder necesita un equipo.  Toda empresa profesional identifica quienes forman parte de su  “Equipo C” … (por ejemplo, CEO, COO, CIO, CSO, CTO, etc). Estos son los ejecutivos con mayor experiencia que entienden la visión, saben cómo formar un plan y una estratega y reconocer problemas u oportunidades que los demás no ven a simple vista

¿Quién forma parte del “Equipo C” en tu iglesia.  En lo personal, a mí me gusta decir que la letra “C” es la inicial de “Cristo”.  Quien forma parte del “Equipo de Cristo” en tu iglesia para asegurar que el ministerio de grupos pequeños se realice con la gracia y fuerza de Cristo?

Comienza a orar por las personas que quieren ver lo mismo que tú quieres ver, y que tienen diferentes conjuntos de dones espirituales que tú.  Entonces empieza a preguntar si quieren servir a tu lado.  No se unirán voluntariamente al equipo. Necesitas preguntarles. Pídeles que te regales algunas de sus 168 horas a la semana para el trabajo del Reino. Para algunos, es posible que los tengas que ayudar a redirigir el trabajo que ya están haciendo para Reino de Dios hacia mayores esfuerzos para el mismo Reino.


5. ¿CUÁL SERÁ TU ESTRATEGIA?

En Saddleback Church, la mejor manera de comenzar un ministerio de grupos pequeños es a través de una Estrategia de Campaña. Ahora, entiende por favor, si empiezas aquí y no has hecho el proceso descrito anteriormente, iniciarás un montón de de grupos, pero existirán sin un propósito firme y eventualmente se desviarán.

Desde que llegué a Iglesia Saddleback, esta ha sido nuestra herramienta más efectiva para alinear a la iglesia y lanzar grupos pequeños. Junto con una estrategia, necesitas lanzar continuamente la visión para impulsar esa misma estrategia.

Las campañas son exitosas porque durante todo el año nuestra gente escucha desde el púlpito la importancia de los grupos pequeños a través de testimonios, sermones, anuncios y, lo más importante, a través de las historias personales de los pastores en sus sermones.


6. ¿CUÁNDO EMPEZARÁS?

Observa el calendario y la cultura de tu iglesia. Hay tres momentos ideales para comenzar grupos pequeños: otoño, enero y después de Pascua. Nosotros aprovechamos el verano para prepararnos, septiembre para reclutar y octubre para lanzar.

Para Saddleback, el otoño es el mejor momento para nosotros. Comenzamos nuestra Campaña unas semanas después del comienzo de la escuela para que las familias puedan entrar en sus nuevas rutinas. Tu iglesia tendrá un horario diferente, y eso está bien. Haz lo que encaja perfectamente con tu iglesia y su cultura.


7. ¿CUAL ES TU TRAYECTORIA?

Cuando comienzas grupos, tus líderes necesitan saber qué quieres que hagan. No solo necesitas tu tener el “objetivo en mente”; los líderes de grupos pequeños que están bajo tu cargo también necesitan saber cuál es el objetivo.

De la misma forma que Jesús tomó a sus discípulos de “ven y ve”, a través de un proceso relacional que tomo aproximadamente tres años, a “ven y muere”, nosotros también tenemos un proceso relacional para que nuestros “anfitriones” se pasen a ser “líderes”.

Independientemente de cómo realizes la conversion, espero que tengas bien en cuenta a donde quieres llevar a tus líderes.


8. ¿CUÁL ES TU INFRAESTRUCTURA?

Es fácil comenzar grupos, pero es muy difícil sostenerlos.

Desde 1998, nuestro equipo de grupos pequeños ha visto crecimiento de 280 grupos a más de 3,500 grupos. Eso no sucede sin infraestructura. Al igual que un pueblo necesita carreteras para desarrollarse a la medida que una ciudad, el ministerio de su grupo pequeño necesita sus propias carreteras.

Dos partes críticas de su infraestructura son los Líderes Comunitarios (LC), que en Iglesia Saddleback vienen siendo los líderes de los líderes. El brazo relacional de tu ministerio.

El trabajo de los Líderes Comunitarios es proveer el cuidado y la dirección a sus grupos pequeños. Ayudan a mantenerse enfocados para que los grupos no se desvíen. En Saddleback tenemos cienes de voluntarios que contribuyen como Líderes Comunitarios que dan su tiempo para mejorar nuestra comunidad de grupos pequeños.

Otra parte es “Reuniones”. Las Reuniones son el brazo de la visión de nuestro ministerio de grupos pequeños. Usamos una Reunión para convocar a los líderes periódicamente para alinearnos y refrescar en nuestras mentes y corazón la visión. Se puede hacer durante la cena o el café.

En Saddleback hacemos dos “Reuniones” al año, una a principios de año (para sacarnos del ritmo de vacaciones) y en agosto (para prepararnos para el otoño).


9. ¡NO TE QUEDES AISLADO!

El enemigo se conduce a través del miedo y el aislamiento. Mientras que el miedo nos impide tomar riesgos para el Reino ell aislamiento corta nuestras líneas de alimentación para que no podamos pelear la buena batalla!

En 2006, Dios me inspiró a iniciar la Red de Grupos Pequeños dirigidos a un propósito para que nadie estuviera solo. Sé perfectamente lo que es estar de día a día de lleno en el ministerio, dirigiendo un ministerio de grupos pequeños. No me siento en una torre de marfil escribiendo cosas que creo que podrían ser cierto, sino escribo con respaldado de mas de 20 años como pastor de grupos pequeños en iglesias de todo tipo de de todos los tamaños.

Sé también lo que se siente ser el único en tu comunidad que piensa que “comunidad” es la mejor cosa en el mundo. Estoy bendecido con un personal increíble. Mi oración es que esta Red forme parte de tu equipo, de pie y al frente para ayudarte a pelear la buena batalla

¿No crees que necesitas a otros a tu alrededor? ¡Piénselo de nuevo!


10. PREPARA TU CORAZÓN

Probablemente la mejor cosa que he aprendido en el camino, lo aprendí en mis estudios de Seminario. Se llama “El complejo del Mesías”. Es donde tomas el papel del Mesías y llevas las cargas de todos sobre tu propia cruz. El problema es, que no puedes hacerlo. Te quemarás.

Los síntomas son la falta de tiempo de silencio y/o el olvido del Sábado. Así como Dios puede tomar tu diezmo financiero y hacer que el 90% que te sobra vaya más lejos que tu mejor 100%; Él puede hacer lo mismo con un Sábado. Él puede hacer que 6 días vayan más lejos que tus mejores 7 días.

El principio en el que Dios está trabajando no tiene nada que ver con las finanzas o el tiempo. Lo que Él ve es la obediencia. Si no preparas tu corazón ahora, la obra POR Dios destruirá la obra DE Dios en tu vida.


Autor: Steve Gladen