Convirtiéndose En Una Iglesia Con Propósito (Una Entrevista Con Rick Warren, Parte 2)

Convirtiéndose En Una Iglesia Con Propósito (Una Entrevista Con Rick Warren, Parte 2)
May 2, 2019 Rick Warren

❖ Una Entrevista Con Rick Warren (Segunda Parte)

Jon Walker: Te tomó mucho tiempo el construir el edificio de Saddleback y este es algo inusual.  Cuéntanos acerca de tu filosofía de la construcción de edificios.

Rick Warren: Primero, los edificios deben ser instrumentos, no monumentos.  Nosotros nunca construiríamos un edificio que no podríamos demoler – si necesitáramos hacerlo para alcanzar a más personas – porque las personas son la prioridad no los edificios.

Winston Churchill dijo una vez, “Nosotros le damos forma a nuestros edificios y después estos nos dan forma a nosotros.”  La mayoría de las iglesias construyen demasiado pronto y demasiado pequeño.  Entonces un edificio pequeño forma un futuro permanentemente pequeño.  s por eso que nosotros pospusimos la construcción de nuestro edificio lo más que pudimos.  Eso significó, que para poder seguir creciendo, usamos 79 diferentes edificios en 13 años.  Seguido bromeamos, “nosotros somos la iglesia que, si tu logras averiguar en dónde estamos esta semana, puedes venir.”

Jon Walker: También tienes una opinión fuerte de que las iglesias no deben de intentar mezclar estilos de adoración tradicionales con los contemporáneos.

Rick Warren: Absolutamente.  Si tratas de agradar a todos vas a terminar alcanzando a nadie.  Tienes que descubrir quién es tu blanco evangelístico y enfocarte en este.  No recomiendo que iglesias establecidas intenten cambiar radicalmente el estilo de su servicio actual.  En lugar de eso, yo sugiero que empiecen un segundo servicio, un servicio alternativo, o aún mejor, empezar una nueva misión diseñada para alcanzar a las personas no alcanzadas por medio del servicio tradicional.

Si tratan de cambiar demasiado la manera en la que llevan a cabo su servicio actualmente, van a perder gente que ya está ahí.  No necesariamente tienes que parar lo que ya  estás haciendo. Es como cuando estás pescando.  En lugar de usar solo una línea, echa otro anzuelo al agua.  Puedes tener cuatro o cinco diferentes estilos de servicios, si eso es lo que se necesita para alcanzar diferentes generaciones que viven en tu comunidad.

No estoy en contra de ningún método tradicional que todavía está alcanzando a gente para Cristo – solo soy un proponente de agregar nuevas maneras y nuevos servicios para alcanzar a aquellos que nunca van a ser alcanzados por la manera en que tradicionalmente lo hemos hecho.

Jon Walker: La mayoría de las iglesias evangélicas dirían que están tratando de alcanzar a todos.  ¿Por qué dirías tú que eso no va a funcionar?

Rick Warren: La iglesia que dice que alcanza a todos solo se está engañando a sí misma.  No hay un estilo de hacer iglesia que pueda alcanzar a todos.  Mira las cosas más de cerca y te vas a dar cuenta de que cada iglesia tiene una “cultura”.  Esta cultura está determinada por el tipo predominante de personas que forman la congregación. Hay más posibilidad de que atraigas a tu iglesia al tipo de personas que mas tienes ahorita – te guste o no este hecho.

  • ¿Qué probabilidad habrá de que una iglesia llena de personas retiradas alcancen a adolescentes?
  • ¿Qué probabilidad habrá de que una iglesia llena de profesionales urbanos alcancen a granjeros?
  • ¿Qué probabilidad habrá de que una iglesia llena de personal del ejército alcance a activistas de la paz?

Muy poco probable.  Es por eso que debemos de empezar toda clase de servicios e iglesias.  Jesús modeló esta focalización evangelistica en la Biblia.  Él dijo, “Yo vine para la casa de Israel,” y cuando mando a los doce y a los setenta, les dio un enfoque específico. ¿Era esto para ser exclusivo? No, era para ser más efectivo.

De la misma manera, Pablo dice, “Soy el apóstol para los Gentiles y Pedro es el apóstol para los Judíos.”  ¿Por qué crees que tenemos cuatro Evangelios? Porque fueron escritos para comunicar las Buenas Nuevas a diferentes “objetivos”.  Mateo escribió para los Judíos y Marcos escribió para los Gentiles.

Jon Walker: Algunos críticos dicen que el ser “sensible al que busca iglesia” requiere que se diluya el Evangelio.

Rick Warren: “Sensible al que busca iglesia” no significa que comprometes el mensaje.  Significa que tomas en consideración la cultura de la gente para poder comunicar el mensaje.  El llevar a cabo un servicio que sea “cómodo” para los no-creyentes no significa cambiar tu teología; significa el cambiar el ambiente del servicio – como el cambiar la manera en la que recibes a los visitantes, el estilo de la música que usas, la versión de la Biblia de la cual predicas, y el tipo de anuncios que das en el servicio.

El mensaje no siempre es cómodo.  De hecho, algunas veces la verdad de Dios es muy incómoda.  De todos modos debemos enseñar, “todo el consejo de Dios”.  El ser sensible al que busca iglesia no limita lo que dices pero afecta como lo dices.

Imagínate a un misionero diciéndole a la tribu, “Tengo las mejores noticias del mundo, pero para escucharlas, primero tienen que aprender mi idioma, empezar a vestirse como yo, cantar mis canciones, y venir a mi edificio a un horario que sea conveniente para mi.”  A eso le llamaríamos una estrategia destinada a fallar.  Pero lo hacemos todo el tiempo en los Estados Unidos. Decimos, “tienes que escuchar las Buenas Nuevas en nuestro idioma y por medio de nuestros cantos.”

Jon Walker: Tu empezaste con una pizarra limpia en Saddleback, pero ¿y si un pastor en una iglesia tradicional quiere hacer cambios? ¿Dónde sugerirías que empezara?

Rick Warren: Lo que debes hacer es cambiar primero lo que es más fácil y las cosas que hacen la diferencia más grande.  No te preocupes inicialmente por los temas que llevan a más desacuerdos.  La cosa más fácil de cambiar es la predicación.  Cualquier pastor en cualquier iglesia puede modernizar y adaptar su estilo de predicar a el siglo 21 y ver una mejoría dramática.  En muchas iglesias, todavía estamos usando un estilo de oratoria con un estilo pre-televisión.

Otra mejoría sencilla es el cambiar la manera en que tu iglesia recibe a los visitantes.  No nos damos cuenta que la manera tradicional de darles la bienvenida a los nuevos en realidad los hace sentir mas incomodos.  Los estudios muestran que los tres más grandes temores que la gente tiene son, uno, el temor de hablar en frente de otros, dos, el temor de ser señalado, tres, el temor a ser diferente.  Sin embargo, les damos la bienvenida a nuestras visitas diciéndoles, “Ponte de pie, dinos quién eres, y ponte una calcomanía que dice que eres diferente.”  Bienvenido a tus tres más grandes temores.

Hay muchos cambios sencillos y prácticos que cualquier iglesia tradicional puede hacer para ser más sensible a las necesidades y los temores de los visitantes que no asisten a una iglesia todavía.

Jon Walker: John Maxwell ha dicho algo como,

“En el Nuevo Testamento, Jesús era tan humano que a la gente se le dificultaba creer que era divino.  Aún así, hay muchos pastores que son tan formales que a la gente se le dificulta creer que ellos son humanos.”

También eres un defensor de la informalidad. Háblanos acerca de esto.

Rick Warren: Yo creo que una de las más grandes barreras para un ministerio efectivo es que nos tomamos demasiado en serio a nosotros mismos, y no tomamos a Dios lo suficientemente en serio. La más importante confesión en el Nuevo Testamento es la confesión de Pedro cuando dice, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente,” pero la segunda más importante confesión es la confesión de Pablo cuando dice:

“Nosotros somos meramente hombres.” Hechos 17,

En la vida tú tienes que decidir si quieres influenciar a otros o impresionarlos.  Puedes impresionar a la gente desde lejos pero solo puedes influenciarlos de cerca.  Necesitamos desesperadamente líderes auténticos el día de hoy, que sean reales y vulnerables.  Nuestros más grandes mensajes de vida en realidad vienen de nuestras debilidades, no de nuestras fortalezas.

Yo no creo que sea un accidente que las palabras, “humor” y “humildad” vienen de la misma raíz etimológica.  El bromear acerca de las debilidades de uno mismo es la manera más rápida de tornar un público hostil en uno amistoso.  Hace que la gente te agarre cariño.  De cualquier manera, si aprendes a reírte de ti mismo, siempre vas a tener suficiente material.  A la gente le gusta juntarse con alguien que no está tratando de darse aires de grandeza o de actuar ostentosamente.

Yo tengo tres doctorados, pero nunca dejo que nadie me llame “doctor”.  De hecho, mi gente me llaman sencillamente “Rick”.  Y firmo todas las cartas para los visitantes con un “Rick,” o “Pastor Rick.”

¿Por qué? Porque quiero que ellos se sientan que pueden relacionarse conmigo por medio de mi primer nombre.  Ninguno de mis diplomas están colgando en la pared.  En lugar de eso, tengo fotos de mis hijos ahí. Eso es con lo que las personas se pueden relacionar – “O, eres normal.”

Jon Walker: ¿Contribuye eso a que haya una apertura en la congregación en donde la gente está dispuesta a compartir sus luchas?

Rick Warren: Una parte especial de nuestro servicio todos los domingos es un testimonio de alguien que está trabajando en un problema real de su vida con la ayuda de Jesús.  Algunas iglesias están ahora usando dramas para ilustrar el mensaje pero yo pensé, “¿Porqué escribir una historia inventada, un drama, cuando tengo en vivo una historia real ahí sentada en la congregación?”

Así es que, cada semana, en la mitad de mi mensaje, paso a una persona o a una pareja a compartir un testimonio de cinco minutos.  Estas nunca son historias tipo “Gracias a Dios yo nunca he pecado”, sino historias de alto nivel acerca de superar el adulterio, enfermedades mentales, alcoholismo, promiscuidad, aborto, abuso, y familiares que murieron de SIDA.  Hemos cubierto todos los problemas que puedas imaginar.

Estos testimonios han traído como resultado dos cosas maravillosas.  Primero, han creado un ambiente de realismo y apertura en nuestra congregación. La gente se da cuenta ahora que está bien el tener problemas. No tienes que hablar de estos solo en tiempo pasado.

Segundo, ha movilizado a cientos de personas hacia ministerios laicos. Como dice en 2 Corintios:

“Dios permite que nosotros pasemos por estos problemas y luego nos conforta para que nosotros podamos tener un ministerio de ayuda a otros.”

Jon Walker: Tu eres conocido como un visionario.  ¿Qué es lo que tu ves como el reto número uno que van a enfrentar las iglesias en los próximos años?

Rick Warren: El reto más grande que las iglesias van a tener que enfrentar en los próximos cinco años es el desarrollar y adaptar nuestros métodos de ministrar a las necesidades masivas del siglo 21. No podemos simplemente seguir haciendo las cosas “de la manera en la que siempre las hemos hecho.”  El mundo ha cambiado – permanentemente – y nunca vamos a regresar a los años 50s.

Tenemos que empezar miles de nuevas iglesias y servicios.  Se va a necesitar de nuevas iglesias para alcanzar a una nueva generación.  Pero más que todo, tenemos que desarrollar una estrategia práctica clara que ayuda a todas nuestras iglesias ya existentes por medio de lo que yo llamo los cuatro tipos de renovación: personal, corporativa, misional, y estructural.  Si no lo hacemos, miles de iglesias van a tener que cerrar y ser clausuradas para siempre.  Eso es triste porque no tiene que suceder así.

Todo lo que se necesita es liderazgo con la visión y la valentía de tomar decisiones difíciles.  Nunca he visto pastores más abiertos a aprender y a crecer.  Hemos visto a miles de pastores y lideres de iglesias atender los seminarios Iglesia con un Propósito.

Yo soy un gran fan de los pastores, especialmente los que tienen una doble vocación que se mantienen económicamente a sí mismos mientras sirven a la iglesia.  Creo que los pastores son los más subestimados agentes de cambio en los Estados Unidos. Todo lo que podamos hacer para fortalecer sus familias, animarlos personalmente, y equiparlos con nuevas habilidades necesarias para el ministerio en el nuevo siglo será el uso más sabio que podamos darle a nuestros recursos.

❖  Autor: Saddleback Church / Pastor Rick Warren

Un Pastor con Propósito

Rick Warren nació en San José, California, y obtuvo una Licenciatura en Artes de la Universidad Bautista de California, una Maestría en Divinidad del Seminario Teológico del Suroeste y un Doctorado en Ministerio del Seminario Teológico Fuller. Él y su esposa Kay fundaron la Iglesia Saddleback cuando tenía solo 26 años y continúa sirviendo como pastor principal. Para muchos, él es el Pastor Rick, pero para su iglesia, es Papa Rick, una voz de sabiduría, esperanza, ánimo y visión.