La Diferencia De Los Grupos Pequeños En Saddleback

La Diferencia De Los Grupos Pequeños En Saddleback
September 16, 2019 Rick Warren

Son grupos con propósito, no grupos de intereses especiales

Mi respuesta es, “No es una sola cosa”.

Seguido me preguntan, ¿qué es lo que la Iglesia Saddleback hace diferente en nuestra estrategia de grupos pequeños? Mi respuesta es, “no es solo una cosa”.  Porque, de hecho, nosotros probablemente hacemos varias cosas que muchas otras iglesias también hacen.  Pero lo que ha sido tan interesante es el ver cómo Dios usa la combinación de muchas cosas diferentes para alcanzar gente y conectarla a grupos pequeños que cambian vidas.  Esta combinación de ocho claves principales es lo que nosotros identificamos como la diferencia de Saddleback.

Nuestra estrategia de grupos pequeños de manera intencional profundiza los cinco propósitos bíblicos de compañerismo, discipulado, ministerio, evangelismo, y adoración en cada grupo.  Estamos mucho más preocupados acerca de que sean grupos saludables que en la cantidad de grupos que hay.  Grupos de gente que se reúnen con un “interés especial” son estratégicos, pero no son grupos que están tratando de balancear los cinco propósitos para individuos y grupos saludables.

Ahora, a pesar de que los grupos pequeños de ujieres (en el Ministerio de Ujieres) son importantes y estratégicos, estos grupos generalmente no se enfocan en la “salud” de la persona y el grupo, sino en recibir y darles la bienvenida a las personas a nuestra iglesia.  Necesitas grupos especiales que lleven a cabo propósitos individuales y específicos, pero necesitas grupos pequeños para traer “salud” a tu iglesia.

Suficientemente bien, no perfección

Nuestro ministerio de grupos pequeños aspira a ser efectivo, no excelente. Hemos avanzado más aprovechando las ideas en el momento adecuado, no pensando de más cada posible situación que podría salir mal. Me encanta este pasaje de las Escrituras.

“Esperar el clima perfecto nunca permitirá la siembra.” (PDT)
Eclesiastés 11:4 (PDT)

Relacionándose, no multiplicándose

Los grupos pequeños necesitan una misión sencilla. Con frecuencia la “teoría” de los grupos pequeños dice que los grupos deben multiplicarse constantemente. Estas estrategias seguido ponen demasiada presión en el líder promedio para que sea un “estratega de iglesia” en lugar de uno que edifica relaciones. Nosotros ayudamos a los líderes de grupos pequeños a relajarse y a usar su deseo natural de servir en maneras que ayuden a su grupo a ser más íntimo.

Cuando Juan y María entran por la puerta de un grupo pequeño, ellos están esperando que haya alguien ahí que los reciba calurosamente, que los ame por quienes son, que oren por sus retos, que los animen en su crecimiento en Cristo, y que den testimonio de sus oraciones contestadas. Lo que menos quieren es que esos amigos en los que están empezando a confiar, esas personas con las que ahora se sienten listos para abrirse, de repente digan, “¡Muy bien, fue muy divertido conocerte. Oremos todos por los nuevos grupos pequeños que vamos a iniciar!” El que la vida de uno afecte la de otro toma tiempo. Un pedazo de hierro no afila a otro pedazo de hierro con un solo roce. El hierro tiene que rozar el otro hierro muchas veces para que ambos sean afilados.

Crecimiento por medio de campañas, no interrumpiendo la comunidad

El ministerio de los grupos pequeños vive en una tensión constante entre compañerismo y evangelismo. ¿Permitimos que las personas en nuestros grupos pequeños continúen relacionándose más íntimamente o les pedimos que dejen esos grupos para así poder hacer crecer el número de grupos? ¿Qué hacemos con la gente que acaba de entrar a un grupo? ¿Cuánto tiempo debe un grupo permanecer juntos? Estas son todas las preguntas que son consideradas en cada ministerio de grupos pequeños, que a menudo demuestran que no hay luz sin fuego. Es, después de todo, un equilibrio delicado.

Nosotros hemos crecido a más de 2,500 grupos pequeños de adultos en la Iglesia Saddleback porque usamos una campaña para lanzar nuevos grupos cada año. Desde el 2002, las campañas han aumentado la participación de grupos pequeños en nuestra iglesia de un 30% a un 110%. Ahora tenemos más gente en grupos pequeños que los que asisten a nuestros servicios de fin de semana (en promedio). Y en lugar de tomar la energía de nuestros grupos pequeños forzandolos a dividirse o multiplicarse, el hacer campaña de hecho le agrega energía a los grupos. Es emocionante para todos el estar involucrados en un esfuerzo de la iglesia en general.

Potencial de liderazgo, y no líderes probados

Nuestra estrategia H.O.S.T. (por sus siglas en inglés) está diseñada para llevar a la gente primero a servir y después llevarlos a ser líderes. Si tú esperas a gente perfecta para dirigir tus grupos pequeños, vas a estar esperando hasta que regrese Jesucristo. ¡Pero no necesitas líderes de grupos pequeños “súper estrellas, súper entrenados” para crear un ministerio de grupos pequeños exitoso! Todo lo que necesitas son personas que estén dispuestas y obedientes. Recuerda, Dios no llama a los capaces, Él capacita a los llamados. Así es que, puedes relajarte y suspirar tranquilo. Esta estrategia de grupos pequeños te va a ayudar sin importar el tamaño de tu iglesia. Usando estudios con bases sólidas en la Biblia, aún un miembro con una fe muy joven puede recibir un grupo pequeño en su casa. Nosotros involucramos pronto a la gente para que dirija grupos – y después les ayudamos a que lleguen a donde necesitan estar. Parecería que ese es el modelo que Jesús demostró cuando escogió a 12 hombres ordinarios. Su primer requisito fue “síganme”.

Pero ningún ministerio puede crecer a menos que haya una infraestructura para apoyarlo. Nosotros vemos a las personas que están sirviendo como anfitriones e identificamos a aquellos que son pastores naturales. Entonces empezamos a levantar a estas personas por medio de una “Trayectoria de Liderazgo de Grupos Pequeños” que les ayuda a entender el ministerio, reconocer el llamado de Dios en sus vidas, y luego los entrena en fundamentos que tienen que ver con la mente y el corazón para que puedan ser efectivos en el ministerio desde un principio. ¡Tomamos a los anfitriones y los convertimos en líderes! Cuando las personas llegan a tener un conocimiento razonable de qué hacer, disfrutan más el ministerio porque ven a Dios obrando a través de ellos rápidamente. Esto es literalmente parte de una trayectoria de la calle-a-el staff que recibe a la gente en la puerta de entrada y los guía a servir más para el Reino dentro de un ministerio de grupos pequeños.

Proporción, y no tamaño

Muy seguido somos prescriptivos acerca de qué tan grande queremos que nuestro grupo pequeño llegue a ser. Algunas iglesias asignan personas a grupos para así limitar de manera precisa el tamaño, otros empiezan a sentirse culpables cuando un grupo llega a cierto tamaño, y probablemente hay cuando un grupo llega a cierto tamaño, y probablemente hay cuando menos una iglesia en el mundo que predica del Antiguo Testamento el tamaño adecuado del grupo. Pero vamos siendo sinceros, algunas personas simplemente son naturales en su habilidad para crecer grupos. Ya los conoces. Empiezan con unas cuantas personas en su grupo y siguen invitando a otros hasta que muy pronto tienen 20 o 30 personas metidas en su casa cada miércoles por la noche, todos tratando de decidir a quién le toca sentarse esta semana.

En Saddleback, no penalizamos a las personas con los “dones” de tener la habilidad de juntar gente; en lugar de eso, animamos a los grupos a que tengan el tamaño que ellos quieran tener. Luego, los capacitamos para que sean saludables a pesar de su tamaño. Por medio de la creación de subgrupos ayudamos a mantener la proporción de asistentes en relación a líderes en niveles óptimos, para que la participación y la salud del grupo no se pongan en riesgo. En otras palabras, decimos que puedes crecer tu grupo tan grande como quieras y te mostraremos después como promover un ambiente de comunidad que cambie vidas. De hecho, los subgrupos son una parte de una estrategia que llamamos “grupo grande/grupo pequeño.”

Sistemas simples, y no estructuras complejas

No necesitas gastar mucho dinero en staff a manera que vas creciendo. Saddleback usa un proceso de desarrollo de liderazgo que puede rápidamente crear una red de líderes de comunidad de 10-horas-porsemana para desarrollar, guiar, y animar a anfitriones de grupo a que se conviertan en líderes. Nosotros ahora damos un mejor cuidado a nuestros grupos por medio de una estructura aplanada. La belleza de esta manera de hacerlo es que moviliza a aquellos que tienen potencial de liderazgo dentro de sus grupos pequeños para servir en el ministerio. Luego los capacita para el servicio con un entrenamiento consistente y uniforme (nuestra Trayectoria de Formación de Líderes de Saddleback).

El resultado de este proceso es que ayuda a que tu red de grupos pequeños este saludable sin agregar el estrés del presupuesto que tienes para tu staff. Cierto, los libros de desarrollo organizacional quizás digan que necesitas tener redes capilares, diagramas de jerarquías, y diagramas organizacionales junto con sus respectivos costos para poder tener una organización grande. Pero al final de cuentas, solo quieres ayudar a la gente a que sean parte de grupos saludables para que puedan experimentar una transformación de su vida. Para eso no se necesita algo complejo; se necesita algo simple.

Cuidado estratégico, y no cuidado parejo

Algunas personas que tienen grupos pequeños creen que cada grupo se merece el mismo cuidado. Pero la realidad es que no todos los grupos son creados igual. En cualquier comunidad de grupos pequeños hay integrantes tempranos y hay tardíos. Algunos grupos tienen un liderazgo muy maduro. Algunos grupos son recién formados. Algunos están llenos de cristianos bebés. Otros han sido liberalmente salpicados con personas difíciles. Por supuesto que a todos los amamos, pero no debemos de darles el mismo esfuerzo y atención a todos, porque algunos simplemente necesitan más y algunos necesitan menos. En Saddleback, nos damos cuenta que un “cuidado parejo” puede más bien dañar el desarrollo de líderes y su salud en lugar de ayudar. De manera que le damos prioridad a nuestros grupos basándonos en cuatro categorías. Esto simplifica el manejo del cuidado que les damos y permite que nuestra infraestructura de liderazgo sea más efectiva en proveer el cuidado.

La diferencia de los grupos pequeños en Saddleback que compartí en estos tres artículos describe cómo operan los grupos pequeños de manera diferente en nuestra iglesia. Como dije en el primer artículo, realmente no hay una sola cosa que hacemos diferente. Son todas estas en combinación. No pretendemos tener todas las respuestas correctas. Estas simplemente son las que están funcionando en Saddleback. Desde el 2002, Dios ha hecho crecer la participación en los grupos pequeños en nuestra iglesia de una manera dramática y exponencial. Es mi oración que tu ministerio de grupos pequeños experimente este mismo impacto en el Reino, todo para la gloria de Dios.

❖  Autor: Rick Warren – Pastor de Iglesia Saddleback

Un Pastor con Propósito

Rick Warren nació en San José, California, y obtuvo una Licenciatura en Artes de la Universidad Bautista de California, una Maestría en Divinidad del Seminario Teológico del Suroeste y un Doctorado en Ministerio del Seminario Teológico Fuller. Él y su esposa Kay fundaron la Iglesia Saddleback cuando tenía solo 26 años y continúa sirviendo como pastor principal. Para muchos, él es el Pastor Rick, pero para su iglesia, es Papa Rick, una voz de sabiduría, esperanza, ánimo y visión.