#1 – 4 Razones Importantes Por Las Que Tu Iglesia Pequeña Debe De Empezar Grupos Pequeños

#1 – 4 Razones Importantes Por Las Que Tu Iglesia Pequeña Debe De Empezar Grupos Pequeños
January 14, 2019 Ron Wilbur
In Preparación

El movimiento de grupos pequeños ha sido increíble éxitoso .  Empezando con un deseo de ayudar a sus congregantes a crecer de una manera más profunda en su fe y convertirlos en mejores discípulos de Jesús, miles y miles de iglesias alrededor del mundo han incorporado este modelo sencillo pero poderoso, el cual fue originalmente iniciado por Jesús y Sus discípulos.

Para una iglesia de 25 a 100 miembros, un tamaño de iglesia mucho más común en muchas partes de el mundo, existe esta creencia errónea de que los grupos pequeños son solamente para iglesias grandes.

La buena noticia es esta:
Jesús empezó con solo 12 personas.  Ciertamente, tu iglesia puede hacer lo mismo con 25, o algún numero entre 25 a 100 miembros.  De hecho, muchas de las iglesias más grandes de hoy empezaron con un solo grupo pequeño que se multiplico y se convirtió en iglesia grande.

¿Pero porque debería tu iglesia considerar seriamente comenzar un ministerio de grupos pequeños?

1. Primero que todo…

Jesús los modelo de la mejor manera.  Los grupos pequeños no fueron una idea del siglo 20.  Jesús escogió a 12 personas para que fueran sus discípulos y para avanzar la obra de Su ministerio.  La iglesia del día de hoy no siempre lo hace así.

A veces, las iglesias son lugares donde el pastor hace todo el trabajo y la gente simplemente se sienta una vez a la semana para escuchar el mensaje.  Quizás la gente traiga su biblia al servicio en la iglesia y puede que algunas personas hasta oren y lean la biblia durante la semana, pero mucha gente viene a la iglesia a escuchar las Buenas Nuevas y después se regresan a su vida “normal” por el resto de la semana, haciendo las cosas que siempre hacen.  A menos que quieras una iglesia donde tú haces todo el trabajo y el resto de la gente son observadores interesados, tienes que hacer que los miembros se involucren y formen parte de la organización.

Los grupos pequeños te ayudan a hacer esto.

2. Segundo…

La manera más rápida y fácil de llevar a la gente a actuar como discípulos es involucrarlos en la palabra de Dios y ponerlos a trabajar.  Los grupos pequeños son una estructura ideal para eso, ya que hay presión de parte de los demás integrantes del grupo que ayuda a que aun la persona más tímida se involucre.  Hay seguridad al estar entre amigos.  Así es que, tu iglesia puede hacer que uno o dos grupos pequeños tomen proyectos en la iglesia, como limpiar el edificio, o representar a la iglesia sirviendo a la comunidad, o aun evangelizando y trayendo nueva gente a la iglesia.  Los grupos pequeños pueden hacer esto.

3. Tercero…

Los que son educadores han aprendido que los estudiantes aprenden más rápido en grupos.  Si pones a un grupo de estudiantes juntos en un grupo de aprendizaje, ese grupo de estudiantes va a aprender más y mejor que si estuvieran estudiando individualmente.  El proceso de platicar juntos y compartir lo que están aprendiendo ayuda a mucha gente a crecer en su fe y en su conocimiento de la palabra de Dios.
Los grupos pequeños pueden ayudar con esto.

4. Cuarto…

Grupos pequeños no solo son para que la gente madure en su fe en Cristo.  También son para que la iglesia crezca.  Fuimos llamados a compartir las Buenas Nuevas con otras personas en nuestra comunidad y hemos sido testigos que grupos pequeños definitivamente pueden tomar pasos, aun que sean pequeños,  resultando en más personas nuevas visitando nuestra iglesia.  Con solo simplemente invitando a amigos de los integrantes del grupo a visitar sus reuniones y ver cómo se divierte el grupo dentro de un entorno no amenazante . Con el tiempo, los grupos alrededor del mundo reportan que los nuevos visitantes a su grupo descubren quién es Jesucristo, y eventualmente toman la decisión de ser seguidores de Él y un día estos visitantes pasan de grupos pequeños a sentarse en la iglesia.

En muchos lugares, la tema de ir or entrar a una iglesia es algo que produce miedo en las mentes de la gente que no está acostumbrada a congregarse.  Pero ese miedo se va cuando se conectan y hacen amistad con otras personas que van a la iglesia.  Pronto, esas barreras se caen y aquellas personas nuevas se abren a la posibilidad de establecer una relación con Jesucristo.

Así es que, si diriges una iglesia de 25 a 100 personas, toma nota. Los grupos pequeños te van a ayudar a que puedas guiar a tu gente a una relación más profunda e intima con Cristo, y continuar Su obra en el mundo por medio de su iglesia.j

El próximo mes: el primer paso a tomar para empezar con los grupos pequeños.


Publicado por: Ron Wilbur

Pastor, Experto en Planeación y Desarrollo de Grupos Pequeños, Amigo, Padre, Esposo, Empresario, y Super Héroe de noche.